Agricultura de precisión

La agricultura de precisión es un término agronómico que define el manejo detallado de parcelas agrícolas basándonos en la obtención de información sobre los parámetros tanto externos como internos que afectan a los cultivos. De esta forma observamos, medimos y actuamos consecuentemente para conseguir una gestión de la producción más precisa y homogénea, a la vez que conseguimos optimizar los recursos y gestionarlos de la forma más eficiente.

 

La agricultura de precisión tiene como objeto optimizar la gestión de una parcela desde el punto de vista:

  • Agronómica: ajuste de la fertilización a las necesidades nutricionales de la planta (ej: satisfacción de las necesidades de nitrógeno).
  • Medioambiental: reducción del impacto vinculado a la actividad agrícola (ej: limitaciones de la dispersión del nitrógeno, se evita despilfarrar fertilizante).
  • Económico: aumento de la competitividad a través de una mayor eficacia y eficiencia de las prácticas, así como un ahorro de los recursos invertidos.

 

Además, la agricultura de precisión pone a disposición del agricultor una cantidad importante de información que ayuda a la toma de decisiones, a la vez que le permite realizar cada una de las tareas que componen la actividad agrícola con el mayor nivel de precisión.

El resultado final de un cultivo, en cuanto a beneficio obtenido, depende en gran parte de las decisiones de manejo que se hayan adoptado y de cómo se han llevado a cabo esas decisiones.

Con la realización de análisis químicos y físicos del suelo, agua de riego, y foliares, en puntos distribuidos por toda la parcela, podremos hacer una interpretación más precisa de la variabilidad de los rendimientos, y con ello tener mayor capacidad a la hora de tomar las decisiones anteriormente mencionadas, así como poder de anticipación y de controlar posibles desequilibrios nutricionales.

 

En Seragro Integral vamos un paso más allá y diseñamos el fertilizante con el equilibrio nutricional ajustado al cultivo, teniendo en cuenta toda la información recabada previamente y consiguiendo una nutrición vegetal de precisión.

 

La fertilización personalizada o nutrición vegetal de precisión consiste en realizar una proporción de nutrientes lo más ajustada a las necesidades nutricionales del cultivo, en función de la composición del suelo, del contenido de elementos que aporte el agua, del estado fenológico de la planta y del estado nutricional de la misma.

 

De esta forma aportamos la cantidad nutricional que el cultivo necesita, evitando despilfarrar fertilizante, economizando la producción y siendo respetuosos con el medio ambiente.

Deja un comentario

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar