MICROORGANISMOS Y SUS BENEFICIOS EN LA AGRICULTURA

En la agricultura, los microorganismos beneficiosos, o probióticos, son bacterias y hongos que se encuentran de forma natural en el suelo y ayudan a mejorar la producción y la calidad de los cultivos.

Diferentes prácticas agrícolas, como la desinfección de suelos o la aplicación de biocidas, acaban con las colonias de microorganismos beneficiosos, dejando un suelo empobrecido y un sistema radicular débil y poco desarrollado, esto se traduce en un menor desarrollo de la planta, menor producción y peor calidad.

También nos podemos ver en la tesitura de no haber aplicado biocidas ni desinfectado el suelo, pero a su vez nos encontramos suelos pobres y poco fértiles, esto ocurre, en gran parte, porque no existen apenas colonias de bacterias o microbiota. Por ello, si desinfectamos el suelo, debemos colonizarlo y si lo destruimos, debemos regenerarlo y revitalizarlo. Los microorganismos beneficiosos son los encargados de mejorar la fertilidad biológica del suelo.

En la Naturaleza, no hay nada tan importante como el suelo, y por eso merece toda la atención. El suelo es la base esencial de la existencia humana y nutre y abastece toda la Naturaleza.

Fallou, 1862

Antes de continuar, realicemos un repaso de los diferentes términos y su alcance.

PROBIÓTICOS, PREBIÓTICOS Y SIMBIÓTICOS

Los probióticos son productos que contienen bacterias beneficiosas para para la salud y el desarrollo de las plantas.

Los prebióticos son el alimento de esos probióticos, que estimulan el crecimiento de los microorganismos beneficiosos.

Por último, los productos simbióticos son aquellos que contienen tanto probióticos para regenerar y revitalizar el suelo y microbiota, como prebióticos, para alimentar a los probióticos y favorecer su crecimiento y actividad.

PROBIÓTICOS… ¿Cómo funcionan?

Ayudan a la planta a producir fitohormonas de forma natural. Regula rutas para que la planta produzca fitohormonas:

  • Auxinas
  • Citoquininas
  • Ácido indolbutírico
  • Etc

A su vez, actúan como inductores de defensa, fomentando la resistencia de la planta ante plagas y enfermedades:

  • Inhibición de microorganismos patógenos
  • Inducción de resistencia sistémica de la planta
  • Producción de sideróforos, que ayudan a movilizar el hierro (Fe), solubilizarlo y ponerlo a disposición de la planta.

Dentro de los probióticos, nos encontramos por un lado los BIOFERTILIZANTES y por otro los BIOESTIMULANTES.

BIOFERTILIZANTES

Los primeros son los que dan un aporte nutricional: fijadores de N, solubilizados de P y K o productores de sideróforos (Fe).

BIOESTIMULANTES

Los segundos, por su parte, son los encargados de producir fitohormonas: tanto de ácido indolacético, que es una hormona vegetal o auxina, como de ACC desaminasa, una enzima microbiana antiestrés.

BENEFICIOS DE LOS MICROORGANISMOS

  • Mejor asimilación de nutrientes.
  • El microorganismo va a estar presente y trabajando para reequilibrar la planta y compensar sus necesidades nutricionales.
  • Revitaliza y regenera el suelo, fomentando su colonización tras aplicación de biocidas o prácticas agrícolas dañinas para la microbiota.
  • Mejor capacidad de colonización y mayor resistencia frente a condiciones adversas que las tricodermas y micorrizas. 
  • Favorece la producción de fitohormonas de la planta
  • Desplazamiento de otros hongos patógenos y nemátodos. 

¿LOS MICROORGANISMOS BENEFICIOSOS SUSTITUYEN A LOS FERTILIZANTES?

Llegados a este punto, nos surge la siguiente duda:

Si los microorganismos ayudan a fijar nutrientes y a fortalecer la planta, si aplico microorganismos a mi cultivo… ¿ya no necesitaré más fertilizante?

La respuesta es claramente no. Las plantas necesitan tener una nutrición equilibrada y no podemos saturarlas con microorganismos esperando un milagro sin ofrecerle el aporte de nutrientes que necesita.

Los microorganismos beneficiosos, aplicados en forma y cantidad adecuada, es una estrategia agroecológica que optimizará la calidad de los cultivos y probablemente reducirá las necesidades de abonado del cultivo, pero no sustituye al fertilizante.

¿QUÉ DEBO TENER EN CUENTA A LA HORA DE BUSCAR UN PROBIÓTICO?

Los microorganismos están en continuo movimiento porque son organismos vivos, por lo que se reproducen, mueren o incluso «luchan» por el espacio. Por ello es muy importante encontrar un proveedor fiable y profesional de probióticos.

Al ser organismos vivos, es muy complicado tener un control total sobre el producto y hay que tener muchos factores en cuenta, por lo que a la hora de elegir un proveedor de un producto así, es recomendable informarse adecuadamente y hacer todas las preguntas necesarias.

Alrededor de este concepto, muchos han aprovechado para hacer sus propias mezclas de microorganismos o vender productos que contienen un mix de microorganismos sin tener claro las familias a la que pertenecen, si son compatibles o no, la función que busca con su aplicación, ni cantidad aproximada que lleva.

RECOMENDACIONES A LA HORA DE BUSCAR PRODUCTOS CON BACTERIAS O MICROORGANISMOS BENEFICIOSOS

  1. Conocer las especies de microorganismos que lleva para evitar incompatibilidades y conocer su función.
  2. El fabricante deberá probar que los microorganismos que conlleva el producto están caracterizados, probados y no están contaminados.
  3. Desconfía de los «mix de microorganismos», a veces puede salir bien pero es una lotería.
  4. Asegúrate de que el producto es reciente, sobretodo si es líquido, para que no pierda viabilidad de los microorganismos.
  5. Si el proveedor te lo envía nada más ser fabricado, podrás controlar su almacenaje y asegurarte de que no ha estado expuesto a condiciones adversas, lo cual perjudica a su calidad.

Deja un comentario

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar